El fomento de la inserción de los jóvenes en el mercado laboral

0
23

Para fomentar la inserción de lo más jóvenes al mercado laboral existe el contrato de formación y aprendizaje. 

Una fórmula permitida por los Servicios Públicos de Empleo que ayuda a los autónomos que aunque ha de invertir tiempo en dicha formación, cuenta también con apoyo y asistencia en época vacacional. Esto puede ayudar a realizar un aprendizaje mutuo.

Además, el autónomo puede a su vez descubrir nuevas tendencias de la mano de los más jóvenes que acaban de adquirir y que pondrá en práctica en su nueva etapa laboral.

Este tipo de contratos pretende cualificar a los jóvenes a nivel profesional alternando su actividad laboral con la actividad de formación por parte de la empresa. Se basan en el sistema de formación profesional para el empleo.

Para poder llevar a cabo este tipo de contratos es necesario que el joven tenga entre 16 y 25 años. En cuanto a las personas con discapacidad, no existe límite de edad. Tampoco para los colectivos de exclusión social en empresas de inserción y alumnos de Escuelas-Taller, Casas de Oficio Talleres de Empleo y Programas de Empleo-Formación.

Los contratos tienen que ser de mínimo un año y máximo 3 con un salario no inferior al SMI en proporción al tiempo de trabajo efectivo.

Si la empresa  posee menos de 250 trabajadores, obtendrá una reducción de las cuotas empresariales al 100% frente a las que tienen más de 250 y obtendrían un 75%.

Además se recibirán bonificaciones adicionales para financiar los costes de tutorización de la empresa. La cuantía máxima para la bonificación es de 1,5 euros por alumno y hora de tutoría, con un máximo de 40 horas por mes y alumno. En empresas de menos de 5 trabajadores la cuantía máxima podrá ser de 2 euros por alumno y hora de tutoría.

Dejar respuesta