Las franquicias apartan al pequeño comercio y se apoderan de Madrid

0
160

Las Pequeñas y Medianas Empresas se ven eclipsadas por el impacto del “valor de la marca” que producen las franquicias.

La libertad comercial de Madrid, hace que se convierta en un objetivo llamativo para las franquicias. Lo que supone que cada vez sea más difícil el asentamiento de comercios tradicionales.

Según Eduardo Abadía, director de la Asociación Española de Franquicias (AEF), esto suceda porque el mercado evoluciona. Considera que no es la franquicia la que pone a las pymes en un segundo plano, sino las propias pequeñas empresas. Según Abadía, para lograr el buen resultado “con tener los estándares de calidad cumplidos ya tienes hecho el trabajo”. Esto se debe a que los clientes buscan marcas, incluso por encima del producto.

Abadía también apunta que esta dificultad del comercio tradicional viene dada por las preferencias del propio consumidor. Puesto que “vivimos a mucha velocidad”, el cliente quiere tener un servicio más rápido y barato, aunque sea de menos calidad. Así, la competitividad que se genera en este sentido entre ambos negocios, es clave.

Madrid es la comunidad autónoma en la que tienen mayor paso las franquicias. Lidera el número de centrales, de las 1.298 que operan en España. Esto en porcentaje se traduce como el 25% del total nacional.

Además, también es la primera ciudad en facturación de las centrales. La cifra se sitúa en 12.513,5 millones de euros, lo que equivale a un 47,4% de la facturación del sistema global de franquicias.

El número de empleados es uno de los datos que más destaca. Las centrales franquiciadoras en Madrid emplean a 112.652 personas. Es decir, en esta comunidad se genera el 41,8% del empleo en franquicia.

Según el director de AEF, Madrid siempre ha sido el número uno en franquicias “con diferencia” en España. Considera que la capital es un buen lugar para el negocio pues “Es una ciudad muy acogedora y la ley de libertad comercial ayuda mucho”.

Dejar respuesta