Kumon enseña a los niños a trabajar las matemáticas desde casa

0
36

La franquicia Kumon acostumbra a sus alumnos a trabajar desde casa. Además, utilizan un método autodidáctico con el que desarrollan el gusto por los números.

El pasado 12 de mayo se celebró el Día Mundial de las Matemáticas. Este año, coincidió con la interrupción de las clases que han sufrido millones de niños en España. Como consecuencia, muchos padres se han visto envueltos en una espiral de deberes a los que no sabían como hacer frente.

Probablemente muchos de los que estáis leyendo este artículo, sabréis bien de lo que hablamos. Que si la ficha hay que enviarla en Word o en PDF, que no entendemos los ejercicios de inglés, que tenemos que hacer un dictado, etc.

Sin embargo, para los problemas de matemáticas tenemos una solución. Se trata de Kumon, la franquicia educativa más grande del mundo. A través de programas individualizados, buscan desarrollar el potencial de los más pequeños.

El objetivo es que todos los niños sean lo más autónomos posibles, que aprendan por sí mismos con ayuda de los orientadores y que, además, desarrollen gusto por el estudio.

La empresa

En 1958, Toru Kumon, un profesor de matemáticas japonés, fundó el Kumon Instituto de Educación. A través de su método Kumon Matemáticas, pretendía ayudar a su hijo Takeshi a mejorar sus notas en la materia. A parte, también cuentan con programas de inglés y lectura.

Kumon hace que sus alumnos trabajen desde casa durante todo el año. De esta manera, fomentan la implicación de la familia en la rutina de estudio de los críos. Los padres han de crear un ambiente adecuado para el estudio en casa, supervisar la tarea diaria y corregirla.

Dada la situación de excepcionalidad educativa que estamos atravesando, a los alumnos de Kumon les ha costado mucho menos adaptarse a los cambios de estudiar en casa.

¿Cómo abrir un centro Kumon?

La inversión total en un centro Kumon varía de 15.000 a 25.000 euros. En esta cifra ya se incluyen la adhesión a la franquicia, el acondicionamiento del local elegido, licencias de actividad, mobiliario y un colchón de fondos para los primeros meses. 

Normalmente, se suele tardar en torno a tres o seis meses en poner en marcha el centro. Estos plazos variarán dependiendo de si se trata de un nuevo centro o de un traspaso.

Lo cierto es que Kumon es una empresa que lleva más de 60 años en activo y está presente en más de 50 países por todo el mundo. Esto ayuda a rentabilizar la inversión en un centro educativo. Como franquiciado, tendrás que gestionar tu negocio con la ayuda de un coordinador. Es obligatorio emplear el método Kumon para el plan de estudios de los alumnos. 

Un miembro del equipo puede ponerte en contacto con orientadores en activo para que te expliquen en detalle en qué consiste el método Kumon y cómo funcionan los centros.

Si por el contrario, tienes interés en entrar a trabajar como orientador, Kumon ofrece jornada completa. Se busca que los aspirantes tengan pasión por la educación y el desarrollo infantil. Además, es obligatorio presentar un certificado de delitos de naturaleza sexual para prevenir casos de pederastia. También tendrás que presentar una titulación universitaria, carnet de conducir y permiso de trabajo en España.En cuanto a la formación inicial, la realizarás en uno de los centros ya abiertos.

Dejar respuesta